viernes, 21 de noviembre de 2014

Esos pequeños momentos de relax



Siempre hay tiempo para un pequeño respiro. 

A mi me cuesta tomármelo, pero es cuestión de proponérselo y aprovechar cualquier hueco o tiempo muerto entre actividades, desplazamientos o tareas y de cambiar un poco el chip . Porque hay obligaciones ineludibles, pero otras muchas que nos creamos nosotros mismos sin necesidad.  

Esta mañana iba yo , como siempre, acelerada. De una reunión de trabajo a casa para preparar la comida y después ir a recoger a Adrián al cole. Venía en el coche pensando en lo que iba a cocinar,lo que iba a tardar y en que quizás aún me diera tiempo a recoger un poco la casa y a publicar algo en la página de La Luciérnaga, con Luz Propia. 

Todo perfectamente calculado cuando, a través del retrovisor, veo a Gael dormido. ¡ Horror ! Mi gozo en un pozo. Ahora tendria que bajarle del coche y si ,con suerte seguía durmiendo, quizás podría hacer todo lo previsto. Pero si, como era probable se despertaba molesto por el trajín, no solo no iba a poder hacer nada, sino que además ibamos a tener una llantina tremenda. 

Y,  la verdad, no me apetecia nada ,  ni por mi, ni por él , asi es que me he parado en la playa que hay cerca del cole y me he dedicado a respirar, oler y sentir la brisa marina , el sonido de las olas y el mar de otoño. 

Y , ¡ oh sorpresa ! El mundo no se ha derrumbado bajo mis pies, ni han caido meteoritos del cielo, ni el mar me ha devorado por no cumplir con " mis obligaciones " . 

Sí, quizás mis hijos no han tenido la comida lista a las 2 de la tarde, ni la casa recogida ( como si para ellos fuese imprescindible, tenían un poco de hambre, pero nada que no se solucione con un poquito de fruta mientras se preparaba el almuerzo ) . A cambio, ahora mismo tienen una madre relajada, a la que le importa un comino que le hayan desmantelado el salón para convertirlo en un campo de batalla, que haya cuatro niños pegando botes aquí mientras escribo o que Gael me haya desenrrollado un rollo entero de papel higiénico . 

Es cuestión de priorizar y de pensar en qué nos compensa más y para mi, a veces es necesario saltarme algunas " normas ", las mias propias, y dedicarme a disfrutar un poquito de la vida. Por mi y por mi familia, porque cuando me sobrecargo y me saturo, se lo transmito a ellos y todos lo pasamos mal. 

Y en estas estoy ahora mismo, sentada delante del ordenador, relajada,  con la casa patas arriba y los niños disfrutando de poder desordenarla libremente,  mientras yo escribo esto para releerlo la próxima vez que me ponga de los nervios porque no llego a todo lo que pretendo. 

Abrazos y Feliz fin de semana

Jasmin

sábado, 1 de noviembre de 2014

Samhain / Halloween 2014

 A mis hijos les encanta Halloween y, aunque yo trato de escapar del consumismo y la superficialidad con la que se trata esta fiesta, hemos terminado celebrándola nosotros también. 

El día ha sido de lo más " terrorífico " . Por la mañana, en el cole, tenían fiesta. Niños y maestros iban disfrazados y han realizado actividades relacionadas con el tema. 

Adrián este año ha querido disfrazarse de clon de star wars y Gael de esqueleto




En nuestra urbanización, este día es "fiesta nacional " , casi todos los vecinos nos disfrazamos y decoramos las casas . Merendamos juntos y después salimos a pedir "truco o trato " . 

Nuestra decoración es en su mayor parte casera y reciclada: 

Con unas cartulinas negras y goma eva hemos recortado una bruja y murciélagos para la puerta. 



Hemos comprado una telaraña de las que venden en los bazares y la hemos decorado con unas hojas secas pintadas de blanco , con ojos y boca, a modo de fantasmas




Para que no haya malos entendidos,  os explico que estas fotos llevan la marca de otro blog porque las usé para hacer un post sobre manualidades. 

Con unas hueveras pintadas y ojitos de los que venden en tiendas de manualidades, hemos creado estos simpáticos murciélagos que hemos ido clavando en las macetas con palos de brocheta . 






Con unos globos y papel maché, los niños han hecho estas calabazas portacaramelos y otras más pequeñitas para decorar las ventanas




Y por supuesto no podían faltar las calabazas 



El portavelas lo hicimos con un bote de cristal envuelto en vendas y unos ojos 

Para la merienda me hubiese gustado preparar algo casero, pero ayer fue una mañana muy móvida y no me dió tiempo, asi es que improvisé unas galletas oreo con unas gominolas de caramelitos que compré en lidl


Pero mis vecinas que son super " apañás " , prepararon cosas tan bonitas y deliciosas como estas:









Y por fin llegó el momento más esperado por los niños . Casi todos los vecinos están preparados para recibir a la enorme pandilla de chiquillos que les aporrean la puerta gritando " truco o trato "





Algunos, incluso se habian currado un auténtico pasaje del terror en su pasillo, como es el caso del " Hospital Maldito " en el que nos dieron nos cuantos sustos 



Pues esta ha sido nuestra terrorífica noche de Halloween, espero que la vuestra también haya sido de lo más tenebrosa y divertida



Abrazos, 

Jasmin

martes, 15 de julio de 2014

Txiki: Un nuevo amigo que ha revolucionado al vecindario

Llegó hace un par de semanas, llorando desconsolado y ocultándose en una alcantarilla cuando inténtabamos acercarnos a él. Eran muy pequeñito y parecía haber perdido a su mamá. 



 Alguién llamó a los bomberos, que tras varios intentos de "rescatarle", decidieron que era mejor dejarle a su aire. Tras todo un día preocupadas por él, por fin se coló en nuestra urbanización , aunque seguía muy asustado.

 Mi vecina y yo comenzamos a ponerle comida y agua y , al día siguiente ya nos habíamos ganado su confianza. Desde entonces, Txiki , como le han bautizado los niños, se ha convertido en compañero inseparable de juegos y aventuras de todos los niños de la urbanización ( y también de los no tan niños, jejee ). 


Nadie puede quedárselo en casa, mis hijos están loquitos con él y yo de buena gana me lo quedaria porque es clavadito a Robin, el gato que tuve durante diecisiete años. Pero ya tenemos a Bambú y , ni la economia , ni el espacio, nos permiten tener más animales en casa. Por eso hemos decidido que sea un gato comunitario al que cuidamos entre todos. Es precioso ver la implicación por parte de los niños que se levantan temprano pensando en si habrá comido o dormido bien. 


Los mayores, incluso aquellos a los que no les gustan los animales, estámos también "enamoraditos" de nuestro Txiki. Está siendo todo una revolución para todos e incluso terapéutico para algunos niños que tienen pánico a los animales y ya se atreven a tocarle.



Y él, nuestro gatito, sabe hacerse querer. Corre detrás de los niños, se pone zalamero con los mayores y nos araña los felpudos cuando tiene hambre. 



Sin duda, va a ser un verano muy especial para todos con este nuevo vecino

¡ Feliz semana ! 

domingo, 6 de julio de 2014

El precioso regalo de un desconocido




Esta mañana nos ha pasado algo muy bonito. Hemos ido al mercadillo ecológico que ponen cerca de casa una vez al mes. En uno de los puestecillos había varios libros y Adrián, que es un lector empedernido, le  ha echado el ojo a uno con unas ilustraciones muy bonitas , titulado " La misión de Los erizos" . Yo llevaba poco dinero y tenía que comprar la fruta, asi es que le he dicho que después lo veíamos, pero que no creía tener dinero suficiente para todo . Después de comprar Adrián ha querido ir a verlo de nuevo y a preguntar el precio, que no era barato precisamente. Le he dicho que otro dia lo intentaríamos pues ya no llevaba dinero y cuando nos disponiamos a marcharnos, un señor mayor ha llamado a Adrián y le ha dicho: " Coge el que te guste que yo te lo regalo ". 




Nos hemos quedado los dos cortados diciéndole que no era necesario, pero el hombre ha insistido diciendo que al niño le hacía ilusión y que él se lo queria regalar. Yo aún he recelado un poco más, me daba vergüenza porque además no le conociamos de nada, pero el señor ha insistido con tanta amabilidad que al final he pensado que si al hombre le hacía ilusión y a mi hijo también,  porqué no.

 A mi me cuesta mucho pedir o aceptar algo, pero creo que  a veces hay que ser un poco humilde y aceptar los regalos que te hace la gente sin avergonzarse o pensar que cuando alguien te hace un favor hay que devolvérselo sí o sí, porque mucha gente lo hace de corazón, sin esperar nada a cambio. Yo misma no lo espero nunca, pero me cuesta  aceptarlo en los demás , supongo que por una  educación basada en el no dependas nunca economicamente, ni te fies de nadie. 

La verdad es que el gesto de este señor me ha emocionado mucho. Él no le ha dado ninguna importancia pero para nosotros ha sido un regalo muy valioso , no solo por el libro que es precioso, sino por encontrarnos con alguien tan generoso y empático . Me ha sorprendido el hecho de que mi hijo no ha insistido en que se lo comprara, ni ha puesto mala cara, pero sin duda este hombre ha sabido darse cuenta de que realmente era algo que le hacía mucha ilusión a Adrián y es cierto, porque le encanta todo lo relacionado con la biología y el medio ambiente. 





Asi es que desde este pequeño espacio dedicado a mis hijos,  le digo, una vez más,  gracias de corazón querido desconocido , por haber sabido leer la ilusión en los ojos de un niño de ocho años al que esta mañana ha hecho usted muy feliz  con tan hermoso regalo,  no solo material , sino humano que , para nsosotros, ha sido, lo más valioso  




¡ Feliz Domingo !

domingo, 29 de junio de 2014

29 de Junio: Día Mundial del Sueño Feliz



Hoy 29 de Junio, celebramos el Día Mundial del Sueño Feliz . Esta iniciativa surgió en 2012 , a través de las redes sociales, por parte de cientos de madres y padres con el objetivo de concienciar a la población sobre las necesidades físicas y afectivas de los bebés y niños durante el sueño.

Si os apetece colaborar en esta causa para que miles de niños dejen de ser "adiestrados" o se duerman llorando solos en su cuna, podéis hacerlo compartiendo los textos o imágenes que circularan hoy por las redes con el hashtag #DuermeteConmigo

 ¡ Feliz Domingo !
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Revista Criar